Reconstrucción mamaria

Muchas mujeres sufren en sus mamas las consecuencias de un tratamiento quirúrgico o algún defecto del desarrollo. El nuevo enfoque de la Reconstrucción Mamaria permite obtener cada vez mejores resultados con procedimientos menos invasivos.

Nosotros preferimos hablar de proceso reconstructivo, ya que se trata en realidad de una serie de procedimientos tendientes a recuperar de manera íntegra la forma y apariencia de las mamas.

Creemos que en el tratamiento de la enfermedad mamaria no debe dejarse de lado el resultado estético y, por eso, realizamos junto a ginecólogos y mastólogos la planificación de este proceso.

En Sein encontrarás un grupo de profesionales altamente capacitados en Reconstrucción Mamaria, con una amplia experiencia y formación internacional, dispuesto a ayudarte a solucionar tu problema.

Reconstruccion

Algunas dudas frecuentes


¿En qué consiste la cirugía? Entendiendo la terminologÍa.

La Cirugía de Reconstrucción Mamaria tiene como objetivo devolver la forma y tamaño de la mama afectada tratando de lograr una simetría apropiada con la mama contralateral. Por lo general a esto se llega a través de varias etapas, por eso preferimos hablar de proceso reconstructivo.

La reconstrucción propiamente dicha puede lograrse mediante la utilización de tejidos del propio cuerpo (Reconstrucción con tejido autólogo) o mediante el empleo de elementos externos (Reconstrucción con expansores de tejido e implantes).

A su vez, puede darse la situación que este proceso reconstructivo comience en el mismo acto operatorio inicial (Reconstrucción Inmediata) o tiempo después del mismo y una vez finalizados los distintos tratamientos coadyuvantes (Reconstrucción Diferida).

Por lo dicho anteriormente, se trata de un proceso que admite múltiples variantes, únicas para cada paciente en particular y que va a estar diseñado junto al resto de los profesionales intervinientes (Mastólogos, Ginecólogos, Oncólogos).

¿Para quién?

Está dirigida principalmente a dos grandes grupos de pacientes:

-a aquellas pacientes que fueron sometidas a algún tratamiento quirúrgico por patología tumoral de la mama
-a aquellas que sufren algún defecto del desarrollo en una de sus mamas (amastia, Sme. de Poland, etc.).

En el primero de los grupos encontramos pacientes tratadas con distintos procedimientos quirúrgicos (cuadrantectomías, mastectomías en todas sus variantes) e incluso con tratamientos coadyuvantes (radioterapia) y que deben acarrear con secuelas muy diversas tanto desde el orden físico como emocional.

La detección temprana del cáncer de mama, junto al enfoque actual de la Cirugía Oncoplástica, han permitido tratamientos menos agresivos, que brindan la oportunidad de una reconstrucción incluso en las etapas iniciales del tratamiento de la enfermedad. Es por eso que la Cirugía de Reconstrucción Mamaria se ha convertido en parte necesaria del mismo, permitiendo minimizar su impacto emocional.

La reconstrucción mamaria se constituye en una parte más del tratamiento de la patologÍa tumoral de la mama, bajo el amparo del concepto de la Cirugía Oncoplástica y con procedimientos cada vez menos invasivos y resultados más naturales.

El post operatorio y los cuidados

Dependiendo de la cirugía realizada la internación suele extenderse entre las 4-6 horas posteriores al procedimiento, pudiendo ampliarse hasta las 24-48 hs. en caso de realizarse junto a una mastectomía.

La deambulación temprana está indicada, junto a un reposo relativo en el cual se deberán restringir principalmente el movimiento de los brazos y la realización de grandes esfuerzos durante los primeros días.

A las 48 hs. se le quitarán los vendajes de la cirugía e iniciará las curaciones de las heridas empezando un gradual retorno a las tareas habituales, con algunas restricciones obvias. Si se le colocaron dispositivos de drenaje, los mismos serán retirados entre las 72 y 96 hs.

Se hará necesario el empleo de una prenda compresiva (corpiño) hasta alcanzar la 3°-4° semana del postoperatorio. Cumplidos los 30 días podrá retomar la actividad física con total normalidad.

A fin de evitar las molestias que aparecen en el postoperatorio inmediato se le indicarán analgésicos, y de estar indicadas, la inmunización antitetánica correspondiente y antibioticoterapia.

La anestesia

Los distintos procedimientos pueden realizarse tanto con anestesia general como con neuroleptoanalgesia o anestesia local, dependiendo de la complejidad y duración de los mismos.

Se hace necesaria la evaluación del estado de salud de la paciente a través de los exámenes prequirúrgicos habituales (laboratorio y evaluación clínico-cardiológica). En el caso de tratamientos oncológicos previos se hace necesaria la indicación de cirugía en forma conjunta con el médico tratante.

Cuidados post operatorios
Hacé tu Consulta

¿Querés un diagnóstico más preciso?

Pedí una consulta